Detrás del Espejo

Escrito en colaboración para Colorful Disaster.


Belleza. Un tema tan explotado hoy en día como nunca antes, pero esta vez quiero escribir desde otra perspectiva, una sin filtros, editaje, intentos tras intentos, desde la perspectiva de lo que es real detrás de un espejo.

"La vida misma, su esencia y lo que carga el cuerpo".

   "La vida misma, su esencia y lo que carga el cuerpo".

"La vida misma, su esencia y lo que carga el cuerpo".


Quiero serles sincera, no pretendo llevar un mensaje que yo misma no lo haya hecho mío, yo misma he tenido que luchar contra este bombardeo constante de lo que la sociedad llama belleza y que para ser aceptado tienes que ser el más popular y el más cool.

La sociedad le llama belleza a lo que ven sus ojos, lo externo, y no me mal interpreten, claro que algo puede verse hermoso externamente, pero, ¿no les ha pasado que mientras se van acercando cada vez más le comienzan a ver “defectos” dejando entonces de verse hermoso? A mí me ha pasado. Es por esto que la belleza donde realmente comienza es en lo interno, para entonces reflejarse en lo externo y hacia esto es que me enfoco en estas palabras.

Es en esto donde debemos invertir mucho más nuestro tiempo, en embellecer nuestro interior para que nuestro exterior refleje una verdadera hermosura.

El comercialismo, gasta millones de dólares en marketing de sus marcas para vender un producto, hoy podemos ver que han querido aceptar a mujeres tallas plus en las portadas de sus revistas de mayor ventas y fama, pero la verdad es que los filtros, las luces, los ángulos y el maravilloso Photoshop hacen milagros a la hora de ver el producto final, hacen de estas modelos otras mujeres y no mostrando la realidad de lo que son, me pregunto ¿cómo se sentirán ellas al ver ese producto final? Así que la verdad es que están intentando hacer ver que las modelos de tallas plus son aceptadas, pero en la realidad están creando una falsa verdad aunque suene contradictorio.

Hoy día el boom del social media nos hace invertir un sinnúmero de horas para mostrar su marca, para dejar sus huellas, para vender un producto, y la lista sigue, pero me he preguntado, siendo yo una de estas personas que luchan por alcanzar una meta y poder hacer de esto un negocio, ¿realmente tengo vida o estoy dejando cada minuto de mi vida para trabajar y mostrarle a otros cada paso que doy sin realmente disfrutar un momento en donde mi celular quede guardado en la cartera y poder tener un respiro, para vivir, para ser, para disfrutar cada minuto sin el estrés de querer llenar mi vida de algo cuando realmente sin un like, sin los halagos nos sentimos vacíos. Con todo esto yo he tenido que luchar.
Pues la realidad de todo es que la verdadera belleza no se encuentra, detrás de un espejo, o detrás de lo que queremos mostrar a otros para llenar nuestras vidas, ni en el maquillaje, ni en las compras compulsivas, ni en los tratamientos, ni en nuestro cuerpo, si no en lo que sale de nuestro corazón, siendo reales, teniendo los pies en la tierra, no mirando a otros como inferiores, sino animándoles y siendo parte de esos que son rechazados.


He aprendido que no tengo que mostrarme con pocas ropas para adquirir más aceptación, aprendí que no tengo que ser ni hacer igual a los demás para poder obtener más seguidores, aprendí que mi llamado es otro, el de ser diferente y me gusta ser diferente, me gusta dejar una huella en alguien y es por esto que hoy llevo este mensaje a aquellos que por alguna razón sienten esa presión del bombardeo social y de la falsa belleza para alcanzar algo, que no tenemos que comprar seguidores para ello, que los que quieren seguirte te siguen por alguna razón.
Cuando mis hermosas chicas de Colorful Disaster se me acercaron para escribir de un tema libre, pasaron muchas preguntas por mi mente, pero una vez más reitero lo que les dije una vez, estas chicas son diferentes y por eso accedí, me atreví a escribir de un tema en el cual creo sin imponer mis creencias, soy cristiana, salva por gracia y todo esto lo aprendí cuando mi corazón fue cambiado por uno nuevo cuando Jesucristo me salvó, y para su gloria es que hoy vivo, para llevar un mensaje de esperanza, de que esta vida terrenal es temporera y que debemos querer alcanzar la eterna en la gloria de Dios.

Cultivar la belleza de nuestro corazón para mostrarle a otros esa gracia que el Señor nos ha mostrado a nosotros que nada merecemos.
 

Así que mientras estés frente a tu espejo recuerda, no te estás embelleciendo, es mucho más que eso, te estás preparando para reflejar belleza, resaltando la que posees, pero de forma diferente, llena de gracia. Que mientras te vistes y te miras en el espejo digas, ¿qué quiero mostrar aquí, acaso me estoy deshonrando como mujer? Y si eres casada, ¿estaré deshonrando a mi esposo con lo que muestro? Pensemos en estas cosas, podemos ser hermosas sin la necesidad de dejarnos llevar por la falsa belleza.

   "Podemos ser hermosas sin la necesidad de dejarnos llevar por la falsa belleza."

"Podemos ser hermosas sin la necesidad de dejarnos llevar por la falsa belleza."

La hermosura de una persona es siendo real y transparente mostrando un hermoso corazón cuando se cuida así misma, cuando cuida de otros, cuando deja el orgullo, el egoísmo, los celos, y la envidia, a un lado, mostrando amor.

Leí esta frase escrita por John MacArthur hace poco que lo quiero compartir con ustedes por si veracidad:

El culto que envuelve el auto-estima, que dice que tenemos que construir el auto-estima de las personas está llevándolos por el lado equivocado de la Biblia, porque mientras más te amas a tí mismo, es menos probable que necesites de un Salvador. El auto-estima es basado desde una perspectiva anti-bíblica. Está diametricalmente opuesta a la verdad de la depravación del ser humano. Y más aún, mientras la Escritura nos demanda auto-control y dominio propio como un fruto del Espíritu Santo, la Biblia no tiene nada positivo que decir acerca del auto-estima, amor propio, y ninguna otra variante de egocentrismo
— John MacArthur
 "Sí. Resalta tu belleza..."  Mi base favorita  Fit Me de Maybelline color 128 Warm Nude

"Sí. Resalta tu belleza..."  Mi base favorita Fit Me de Maybelline color 128 Warm Nude

Les pido que miren estas palabras con el punto de vista correcto y que no cierren sus corazones a esta verdad. Créanme, yo pasé por ese tiempo de lucha interna de no querer aceptar esta gran verdad y rechazarla en su totalidad, pero cuando me dí cuenta de que esto era cierto en mí, me di cuenta que llevar un falso concepto de amor propio o belleza me estaba engañando y que era simplemente una mujer que necesitaba un corazón nuevo, un corazón lleno de amor vertical, hacia el Señor primeramente y luego horizontal, hacia mi prójimo, sólo si comprendo esto como verdad y lo hago mío es que puedo amarme no de manera egoísta, sino estimando a los demás, no siendo de piedra de tropiezo a ellos.


Y es por ese amor que les escribo. Para que sepan que la belleza no comienza en lo externo, sino que desde lo interno se va reflejando de manera real en lo externo.
Pensemos en estas cosas, para lograr dejar una huella que perdure en alguien para siempre, pero que esta huella sea para que sea de invitación a otros de querer también cultivar la belleza de lo eterno.

En Jesucristo.

XoXo,

Anne💛🍃

Muy agradecia de mis chicas de Colorful Disaster por haberme brindado un espacio en su página para poder escribir libremente sobre lo que creo.  Son chicas hermosas, dos hermanas que juntas caminan hacia un mismo fin.  ¡Gracias, bellezas!

Las pueden seguir en:

Instagram: @c0lorfuldisaster      Facebook: Colorful Disaster

"Engañosa es la gracia y vana la belleza, Pero la mujer que teme al Señor, ésa será alabada."  -- Proverbios 31:30
IMG_2750.JPG