Ese Día de Abril

Déjenme contarles lo que fue este día en donde celebramos otra vuelta al sol. la bendición de lo que es haber podido llegar a los 41 años de vida. 

untitled-20 (2).jpg

Un día donde lo pude celebrar con mis dos más grandes amores, mi esposo y mi hijo.  Cómo podría comenzar a contarles, pues bueno, coordiné tener ese día libre, ya que normalmente trabajo los sábados en las mañanas, para poder disfrutar en familia desde su comienzo. No se imaginan lo que es para mí poder disfrutar una mañana de sábado tranquilamente junto con mi esposo. Luego nos dispusimos a prepararnos al menos un cafecito ya que nos íbamos de "brunch" fuera del hogar, salimos a disfrutar de nuestro brunch en Café Bistro en Isla Verde, fue uno para campeones, déjenme decirles, disfrutamos de ese momento probando los manjares de cada plato para luego dirigirnos a a dar un paseo a donde nos llevara el día.  Decidimos entonces pasar por la costa norte y nos detuvimos en Loíza para disfrutar de una pequeña sesión de fotos y así recordar este día. nos dirigimos a la mejor parte del día, hacia Hacienda Muñoz, en el pueblo de San Lorenzo.  Desde nuestra llegada quedamos maravillados con la belleza del lugar, como lo pueden apreciar en estas imágenes, quedamos impresionados con la rapidez en que la hacienda se levantó luego del huracán María; entre el contraste de sus verdes de la vegetación y los azules de un cielo que estaba hermoso, y el colorido de sus frutos y flores y hasta su burrito paseándose por las cuerdas del terreno.  Ese día el lugar estaba preparado para celebrar una boda y pudimos ser testigos de la llegada de los invitados y de la novia.  Además de eso del "tour" que se le ofrece a los visitantes del lugar por las plantaciones de café y sus demás interacciones. El Doppio Coffee Bar y el Yiya's Restaurant son sencillamente lugares donde disfrutamos quedarnos por horas.

untitled-35.jpg

¿Y su café? El café de su Doppio Coffee Bar, fue sin necesidad de azúcar añadida, robusto, pero en su punto entre lo dulce y amargo y sus anfitriones fueron muy amables y atentos con nosotros. 

untitled-37.jpg
untitled-46.jpg

Luego de ahí nos dirigimos a disfrutar de nuestra tradicional pizza de cena. Sí, les confieso que terminé comiendo las calorías de casi una semana en un sólo día, literalmente. Jajajajaja!! 

Dentro de todo fue un día maravilloso, compartimos conversaciones con mi hijo sobre su futuro y sus estudios, sus planes, y muchas risas.  Definitivamente no quería que terminara ese día.

Celebro la vida todos los días, pues cada día que el Señor nos concede tener es por su misericordia infinita y siempre son de bendición.  Y la verdad espero que días así se repitan para así poder compartirlos con ustedes.

Espero que les haya gustado este artículo y su galería. Si fue así pueden dejar sus comentarios y compartir conmigo cuál fue ese día especial que tanto deseas recordar.  Pueden seguirnos para que podamos continuar en esta marcha juntos.

*Pueden encontrar el jumpsuit que llevo aquí y el bolso lo pueden encontrar aqui, los zapatos los pueden encontrar aquí 

Con amor,

Anne